En el último seminario web Contract Essential People celebrado el pasado 3 de junio, Jesé Medina-Suárez, director de la oficina de Londres de  Wilson Associates – uno de los cinco estudios más relevantes del mundo, nos presentó un espacio muy especial: La Food Academy Rungis, del Louvre Hotel Group.

Jesé Medina-Suárez cuenta con una experiencia excepcional y ha diseñado proyectos de lujo en ciudades como Milán, Londres, Melbourne, Estambul, Omán, o Estados Unidos. Hoy en día, y con el equipo londinense de Wilson Associates, ha creado La Food Academy Rungis, una academia para nuevos chefs en la que desarrollar su propio talento y a través de la cual, el Louvre Hotel Group pueda encontrar profesionales para su propia plantilla. Situada en el importantísimo mercado Internacional de Rungis, reinterpreta los 4 elementos principales de la cocina: Sal, Grasa, Ácido y Calor, que se reflejan en el espacio de manera sutil.

La zona del vestíbulo es la primera a la que se accede al entrar en la academia. Transmite un ambiente juvenil e interesante a la vez que comunica, utilizando medios digitales, lo que sucede en el interior: sesiones y masterclass organizadas por grandes chefs. La estructura está acabada con materiales nobles, y el mobiliario y los revestimientos, en el marco de un estilo formal, pertenecen a reconocidas marcas tanto francesas como españolas.

En el bar y comedor vemos expresados los ingredientes básicos de la cocina y la inspiración del proyecto. La sal está reflejada mediante texturas granulares y en cristal; el calor, en la temperatura de color y en la luz. La referencia a la grasa la encontramos en los colores, todos característicos de los olivos y del paisaje francés durante los meses de verano.


La cocina tiene una
esencia más fresca y práctica. El espacio está compuesto por mesas de trabajo móviles y contrastes en blanco y negro en los revestimientos. Ejemplificando, las columnas igualan la altura de los azulejos en las paredes en lugar de estar revistas en toda su altura. De esta manera, el techo completamente pintado de negro prácticamente desaparece. En la misma sala, también encontramos un jardín vertical con hierbas aromáticas y especias.


Mediante la rigurosa combinación de contrastes, materiales y texturas en los diferentes espacios, el equipo de
Wilson Associates ha sido capaz de crear un interiorismo con un armonioso equilibrio entre lo estético y lo funcional para convertirse en un espacio dónde propiciar el desarrollo de nuevos talentos.